Cannabis medicinal

El plazo ha expirado. Este martes se cumplieron seis meses desde que la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso de los Diputados aprobó el dictamen de la Subcomisión de Cannabis Medicinal. Fue en ese momento cuando la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios tuvo que realizar “las investigaciones necesarias para que la referida recomendación se ajuste a la normativa y sea viable, permitiendo la accesibilidad en el mercado farmacéutico de extractos y preparados estándar de cannabis”.

Fuentes de la Aemps aseguraron que la Agencia está trabajando duro para cumplir el plazo. La Agencia tiene previsto publicar la hoja de ruta antes de que finalice o en los primeros días de enero, dijeron. “Todo lo indicado por el Subcomité ahora está recopilado y se ha comparado con todos los modelos y guías de la Unión Europea. Buscan encontrar la mejor manera posible de garantizar que el medicamento sea seguro, efectivo y de calidad. Reconocemos que no todos lo harán. ser feliz Sin embargo, debemos actuar como un cuerpo científico y técnico «.

Habrá que esperar a que la Aemps publique las indicaciones. Los pacientes están preocupados porque saben que es un paso importante, pero temen que nunca se lleve a cabo.

“Estamos muy contentos de que desde el 2017, cuando iniciamos este proceso, por fin vamos a ver los resultados, son cinco años de batalla en el Congreso que han dado frutos positivos. Sin embargo, hay caos y desinformación por todos lados. esto por sentado. No estamos satisfechos con el hecho de que ha estado en vigor desde junio o pronto estará en vigor. Le pedimos que lo haga de manera oportuna, que sea fácil para las farmacias y médicos, y que brinde la mejor información. al paciente para que esté siempre protegido. Eso es lo que estamos tratando de conseguir entre todos”, Carola Pérez, presidenta y directora general del Observatorio Español del Cannabis Medicinal, una asociación que agrupa a pacientes, investigadores, médicos y otros profesionales de la medicina.

Tras la aprobación de la Subcomisión de junio, el Observatorio acogió una reunión con María Jesús Lamas y Manuel Ibarra Lorente (director y jefe del Departamento de Inspección y Control de Medicamentos de la Aemps). Estábamos disponibles para ayudarte, ya que no solo somos expertos en España, sino que también trabajamos en estrecha colaboración con asociaciones científicas internacionales que se ocupan de los cannabinoides. Presentamos toda la evidencia y experiencia y nos aseguraron que los técnicos se encargarían. Pérez afirma que aunque se suponía que habría un experto para tratar al paciente, no estamos seguros si esto es cierto.

Señalan desde la Aemps que el grupo de especialistas que trabajó en la hoja de ruta está formado por técnicos del Departamento de Inspección y Control de Medicamentos y del Departamento de Medicamentos de Uso Humano de la Agencia. Los pacientes no se mencionan en ningún momento.

Además de estar decepcionado por el asunto, el Observatorio trató de comunicar la preocupación expresada por los pacientes en la reunión. El Observatorio afirmó que el acceso sería muy restringido y que el paciente tendría que recurrir a los mercados negros para obtener la seguridad necesaria. “El dolor no se va a quitar. Pérez explica que el paciente que sufre de dolor neuropático neuropático crónico (el que tiene esclerosis o cáncer y quimioterapia) necesita descansar, comer y aliviar su dolor. Acudirán al mercado negro. .

El presidente del Observatorio destaca que es increíble que se hayan topado con clases y sectores de la sociedad «rígidos», opacos e inaccesibles. Con la creencia generalizada de que existen múltiples usos, es como si se entendiera que la heroína y la morfina son dos cosas diferentes, y ambas provienen de una planta, que es la amapola. Carola Pérez repasa el contenido de la hoja de ruta y analiza lo que más preocupa a los pacientes.

Modelo sencillo, que no depende del código postal

El Observatorio Español del Cannabis Medicinal cree que el modelo debería ser «muy sencillo». El modelo debe ser sencillo tanto para el médico como para el paciente. “Hay muchas veces que la burocracia con la que tiene que lidiar el médico es demasiado complicada. Si eso sucede, no elegirá los cannabinoides para el tratamiento. Es fundamental que se den todas las indicaciones porque si no, el paciente terminará en el mercado negro.» Pérez agrega que no puede depender de los códigos postales porque los pacientes tendrán circunstancias diferentes. Algunos pueden tenerlo más difícil que otros.

Las ventajas de ser el último deben ser evidentes

Excepto España y Bélgica, todos los países europeos ya han legislado sobre el cannabis terapéutico. Las ventajas de ser el último es que puedes «aprovechar sus éxitos, trasladarlo al modelo español con las autonomías, porque eso va a ser otro tema». Pérez enfatiza que por ser los últimos, podemos ver los éxitos y fracasos de otros países y pueden hacer mejoras al modelo. Rescate: Usa el vaporizador con la flor.

“El uso del vaporizador para rescatar al paciente es una de las cosas que ya han indicado que no sería posible incluir. Preguntamos en la Agencia por qué no se iba a incluir esto. Dijeron que era difícil incluir porque está permitido en Europa. Si no actúan ahora, llevará un tiempo rectificar la situación.

No médicos de familia, solo especialistas.

El informe de la Subcomisión de junio ya decía que sólo se harán recetas a especialistas, dejando fuera a los médicos de familia. “Los médicos de atención primaria también manifestaron que querían recetas, pero no tiene sentido que no se les permita. ¿Por qué un médico de cabecera que me receta antidepresivos, benzodiazepinas y opioides no puede estar capacitado también para administrar cannabinoides? Pérez señaló que aceleraría todo y lo haría más accesible.

Es por eso que el presidente de la OECM pone como ejemplo de tratamiento para aliviar el dolor, la ketamina intravenosa. Hay una lista de espera de un año en el Hospital La Paz para esto, por lo que hay una larga espera. Se puede hacer de forma privada en una clínica de Barcelona por 3.000 euros (en muchos casos se requiere traslado y estancia), o se puede hacer de forma privada porque no todo el mundo tiene dinero. “Si los médicos de familia no prescriben, sólo pueden hacerlo los especialistas -concluye Pérez-. Dado el estado actual de Sanidad, que tiene listas de espera de un año y medio para un tratamiento urgente, no queremos ni pensar en cuánto tiempo tardará en sacar el primer aceite de cannabis de un hospital…».

Prescripción en el sistema público de salud, pero no en el sector privado

Esta no es la única inconsistencia en las recetas. Si sólo se reconoce la salud pública, también es posible otra. ¿Por qué los hospitales privados no pueden recetar cannabis medicinal? Aunque es el mismo médico con la misma formación, puede recetar marihuana medicinal por la mañana o por la tarde en el privado. Pérez asegura que las Clínicas Quirón o HM, por ejemplo, tienen su propia unidad de dolor, dan ketamina intravenosa y neuroestimuladores. Pero con el cannabis será diferente.” También dice que esta situación solo hará que las listas de espera de los hospitales públicos sean más largas y saturadas.

Ahora puedes comprar cbd online en nuestra tienda de Super Cogollo. Compra CBD online y barato y aceite de CBD al mejor precio!

Dispensación solo en farmacias hospitalarias y no en comunidades

La dosificación es igualmente importante. Parece otro error limitarlo al farmacéutico hospitalario. Para recoger un medicamento, no tiene que ir a la farmacia más cercana. La farmacia comunitaria está familiarizada con los opioides, los antidepresivos y las benzodiazepinas. Si no lo hacen, no merece la pena permitir que te den cannabinoides.

Pérez tampoco puede ignorar ciertas dudas. “Si algún grupo cree que la recaudación de la Aemps no es suficiente o no está de acuerdo y la tiran, ¿significa que tienen que empezar de cero?”. Mientras esperamos a ver qué contiene el informe de la Agencia de Medicamentos, está claro que el cannabis no será un alivio inmediato para el dolor crónico. Se necesita tiempo para formar médicos y farmacéuticos, así como establecer toda la maquinaria. Los pacientes aún podrán usar cannabis independientemente de sus limitaciones de tiempo.